13/04/2024

CUANDO SE ROBAN MÁS QUE UNA VIDA

La semana que terminó fue una de las mal convulsas en mi vida y una de las más dolorosas.

Comenzaba el día 17 de junio cuando un mensaje alertaba  de la desaparición de un querido amigo, comunicólogo de profesión: Enrique García García no aparecía luego de que la noche del día 16 dejó de reportarse tras acudir a cubrir un servicio (trabajaba manejando un taxi de la plataforma Didi) en busca de llevar sustento a su casa en estos tiempos en que las puertas se cierran fácilmente.

Enrique egresó de la licenciatura de Ciencias de la Comunicación de la UAEMex, donde se destacó por ser un alumno deportista, bonachón, amiguero y sobre todo, excelente persona. En el terreno profesional caminó desde los diarios locales  hasta las oficinas de gobierno de los poderes Ejecutivo y Legislativo, donde logró cosechar muchos amigos.

A últimas fechas, se incorporó a la campaña de la candidata a presidenta municipal por San Mateo Atenco, Ana Aurora Muñiz Neyra, con quien realizando un gran trabajo alcanzaron el triunfo… Enrique estaba predestinado a ser el director de Comunicación Social.

Pero precisamente ese 16 de junio, por la noche, la delincuencia se apoderó de su vida luego de que se la arrebataran de forma cobarde, por la espalda, a balazos y sin tener oportunidad de defenderse de sus atacantes.

Así quedó Enrique García, acostado en su vehículo mientras la noticia de su muerte corría como reguero de pólvora en los medios de comunicación, entre sus familiares, entre sus amigos, entre los tantos y tantos que conocía, al grado que en breve la noticia de su crimen era el tema único en las redes sociales.

Entonces, comenzaron los mensajes de sus amigos, los verdaderos. También llegaron la de los políticos que externaban “su dolor” y ofrecían ayuda a su esposa e hijos, aunque meses atrás negaron trabajo a Enrique cuando se quedó sin una fuente de ingresos… hoy que Enrique García yacía asesinado por balas cobardes, todos se “colgaron” de él.

Solamente su última jefa, Ana Muñiz Neyra, suspendió sus tareas y corrió a auxiliar a la familia y a apoyar las tareas para recuperar su cuerpo y darle cristiana sepultura, a pagar todos los gastos que un homicidio genera a los deudos de por sí golpeados por el dolor de perder a un abuelo, a un padre, a un esposo, a un hijo.

La muerte de un periodista, de Enrique García García no puede ni debe quedar en el olvido. Fue un profesional en toda la extensión de la palabra y como tal las autoridades deben empelarse a fondo para esclarecer los hechos y no dejar dudas en sus investigaciones,dejar ante los ojos de la prensa la certeza que se agotaron todas las instancias para dar con el paradero de él o los asesinos, pues una familia y miles de amigos y colegas están esperando justicia humana.

DESANSA EN PAZ ENRIQUE, VE AL ENCUENTRO DE NUESTRO DIOS.

 

 

GRIPE

No quisiera dar tanta importancia a un personaje obscuro y poco profesional y que se encuentra de vacaciones fungiendo como director de Comunicación Social, pero como dicen en el argor popular «se pone de pechito”.

Y claro, me refiero a “el chilango” Alfredo Medellín, quien se la pasa engañando a sus jefes diputados  y al profesor Maurilio Hernández, sobre su destreza para manejar la comunicación.

Hoy intenté consultar la horrorosa página web del Poder Legislativo (en un momento recibió un premio como la mejor página de Latinoamérica) y resulta que navegar en ella es un martirio por lo enredada que está, y lo peor…. ¡¡¡ en el apartado de comunicación social se tienen los hierros más terribles!!!

Quien escribe estas líneas intentó consultar boletines del mes de noviembre y diciembre y ¡¡oh sorpresa!! pues la página no tiene información, la última que presentan es del mes de febrero de 2021, lo que dificulta nuestra labor para informar a la ciudadanía sobre el trabajo de nuestros diputados.

Lo anterior me deja dos hipótesis: que “el chilango” tiene mucho trabajo (¿?????) y no supervisa las tareas que le encomendaron, o trata de ocultar algo y por eso ha dejado sin información el apartado de prensa… ¿y los diputados no le exigirán cuentas por sus hierros? ¿la diputada Anaís Miriam Burgos, presidenta del Comité de Comunicación se ha convertido en cómplice de su flojera y por eso no levanta la voz ante su deficiente actuación?

Vienen tiempos de cambio en el Congreso mexiquense y todo parece indicar que “el chilango” y sus recomendados tendrán que llenar sus maletas para regresar a la Ciudad de México, porque el Congreso mexiquense no quiere flojos ni holgazanes, requiere líderes con visión que les ayuden a difundir la tarea legislativa y mejorar su imagen.

 

NEUMONÍA

Nuestra solidaridad a la familia Garduño Cruz en estos momentos difíciles, luego de que el destacado periodista deportivo y colaborador del Deportivo Toluca Futbol Club, Mauricio Garduño Romero, sufriera una terrible fractura de tobillo en la celebración del Día de la Libertad de Prensa, que fue marco para recordar a entrañables compañeros que perdimos en este año de pandemia y por supuesto, la violencia que robó la vida de Enrique García.

Mauricio siempre ha sido un amante del futbol y eso le ha costado visitar el quirófano en otras ocasiones, pero ayer, fue una acción nada profesional la que le provocó la terrible lesión que lo alejará temporalmente de sus amados Diablos Rojos del Toluca.

Desde esta columna le mandamos toda nuestra energía para que se recupere satisfactoriamente y pronto pueda incorporarse a la vida cotidiana y principalmente, pueda velar por su familia.

Mi solidaridad con ellos y deseo de que pronto pueda regresar a las canchas a seguir haciendo lo que tanto le gusta, y que como decía el recordado Nemesio Diez… Que el balón ruede a su favor!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *