24/06/2024

NADA QUE CELEBRAR ESTE 8 DE MARZO

Para nadie resulta una sorpresa que el Día Internacional de la Mujer ha sido una mascarada de los gobiernos y que ahora, en este sexenio, más que nunca, la mujer sigue siendo un objeto de ornato y bajo una simulación de igualdad de oportunidades en el terreno profesional.

En el terreno de seguridad, ni que decir. En los últimos 10 años, más de 23 mil 800 mujeres fueron asesinadas producto de la violencia machista y la indiferencia de las autoridades impartidoras de justicia.

En México, según estadísticas, mueren aproximadamente siete mujeres diariamente y muchas más sufren agresiones verbales y psicológicas de sus parejas sentimentales, de sus padres y hermanos, e incluso de sus propios hijos, cifras realmente escalofriantes porque la impunidad cobra fuerzas en las denuncias que presenta el sector femenino, pocos son los homicidas que reciben un castigo acorde al delito.

Según el último informe de ONU Mujeres, matar en México a una mujer es como “un cheque al portador”, pues solamente el 10% de sus victimarios han recibido una sentencia condenatoria y de estos, ninguno de ellos son funcionarios de gobierno o personas con un alto poder adquisitivo.

También, la brutalidad con la que son llevados a cabo los asesinatos de mujeres se ha incrementado, pues se conoce que el 36% de las mujeres que fueron asesinadas en el año 2016 fueron  estranguladas, ahorcadas, ahogadas, quemadas, golpeadas o apuñaladas, mientras que el 70% de muertes en hombres son producto de disparo de arma de fuego.

Durante 2019, México registró un total de 36 mil 476 homicidios; de ellos, 3 mil 874 fueron de mujeres, siendo la cifra más alta desde el año de 1990 y superando los números de 2018, que registró 3 mil 752 homicidios.

Pese a los supuestos “esfuerzos” que hacen las cámaras legislativas, los gobiernos estatales y municipales, cada año la escalada es más grave: En 2015 se contabilizaron 2 mil 383; en 2016 fueron 2 mil 813 y en 2017 3 mil 430.

Desgraciadamente, para las mujeres del Estado de México no hay noticias alentadoras, pues precisamente en esta entidad  fue donde más casos se presentaron con un total de 472, seguido por Guanajuato con 407 y Chihuahua, con 308.

Así que este 8 de marzo, no hay mucho o nada que celebrar en el Día Internacional de la Mujer, no hay nada que felicitarles por los logros alcanzados, pues ha sido más por su esfuerzo individual y de grupo que han salido adelante, ya que los tres poderes de gobierno no les han podido dar un territorio libre de violencia y de igualdad.

La muestra más clara de que a los gobiernos poco les interesa el sexo femenino, fue la frase del presidente Andrés Manuel López Obrador con su “ya chole”, ante los reclamos de las mujeres que pedían la destitución de Félix Salgado Macedonio como candidato de morena a la gubernatura de Guerrero.

Así de triste el panorama para nuestras mujeres. Reitero… nada que celebrar!!!

GRIPE

Y Hablando de paridad de género parece que el “chilango” Alfredo Medellín sigue al pie de la letra esta máxima, y luego de 17 despidos de trabajadores de Comunicación Social del Poder Legislativo, siete de ellos fueron mujeres, algunas de ellas con destacada trayectoria a través de años de servicio intachable y a poco tiempo de lograr su jubilación.

Lo grave de este asunto no es en sí el que 17 familias se hayan quedado sin el sustento que representaba el trabajo de hombres y mujeres, sino que en su propósito de “barrer”  con quienes veía como sus enemigos, también dio de baja a trabajadores que tenían problemas graves de salud.

Así pasó con dos mujeres que laboraban en las subdirecciones de Imagen Institucional y la Coordinación Administrativa. La primera de ellas, recientemente había sido madre y gozaba del tiempo de lactancia que por ley se les otorga y, la segunda, con un serio problema de salud que requería de cuidados mayores y oxígeno. Ambas, se quedaron sin trabajo y sin seguridad social, sin que ninguna legisladora haya protestado a pesar de que conocieron de este abuso de poder.

Así las cosas donde se hacen las leyes, donde se han creado o modificado ordenamientos y leyes dirigidas a la defensa de las mujeres mexiquenses, pero en la realidad, al interior de la Cámara de Diputados, se permiten este tipo de arbitrariedades.

NEUMONÍA

Ayer durante la marcha por la celebración del Día Internacional de la Mujer, las cosas se salieron de control, como ya se esperaba, y los grupos radicales los colectivos comenzaron a vandalizar los edificios del primer cuadro y llegando al Poder Legislativo, donde incendiaron el portón principal y pintarrajearon nuevamente sus muros.

Pese a los daños causados al Poder Legislativo, el área de Comunicación Social guardó silencio sepulcral. Es más, según fuentes al interior del mismo palacio legislativo “para evitar enfrentamientos” no hubo personal laborando, solamente estuvieron algunos elementos de seguridad que poco pudieron hacer para evitar las acciones vandálicas.

Pero insisto ¿los actos cometidos por los grupos femeninos no merecían una declaración del titular del Congreso, el diputado Maurilio Hernández? ¿su comunicador no fue capaz de sugerirle que fijara su postura ante tales actos? ¿sigue sin dar resultados el “chilango” en casos tan delicados?

Es increíble que uno de los tres poderes del Estado se haya quedado cruzado de brazos ante la gravedad de la situación; pero bueno, sabemos que lo menos que le interesa al “chilango” es dar resultados para posicionar a los diputados mexiquenses, por eso tiene pendiente la reestructuración que prometió cuando asumió el cargo, cobijado por el propio Hernández González… por eso se siente tan seguro a pesar de su ineptitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *